valor e-commerce

¿Cómo agregar valor a tu tienda virtual?

Publicado en | por

Tener una tienda online o e-commerce puede generarte más ingresos y reconocimiento del que te imaginas. Sin embargo, entre tantas páginas web tienes que ser capaz de destacar la tuya y ofrecerle a tus clientes un plus. No me refiero simplemente a objetos extra, descuentos y demás, sino a un servicio personalizado que te distinga del resto. Esto puedes lograrlo con una buena estrategia de marketing digital que involucre a las redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram. A continuación, te dejamos unos consejos para marcar la diferencia entre tu tienda virtual y las demás.

Los detalles hacen la diferencia

  1. Calidad en la descripción del producto.  No des tantas vueltas y sé conciso. El cliente quiere saber cómo funciona tu producto y servicio, no las sugerencias de uso. Dar la información concreta ayudará a tu posible comprador a decidir si realmente necesita lo que le vendes o no. Un plus es proporcionar una guía de instalación o funcionamiento en archivos de Word o PDF.
  2. Atención al cliente.  No me refiero a una línea 24/7 donde puedan realizar sus sugerencias y quejas, sino un servicio online personalizado.  Un cliente valora más una respuesta que realmente solucione sus problemas que estar quince o veinte minutos al teléfono escuchando a una máquina que le da indicaciones.  Esto habla de lo mucho que te importa su satisfacción y qué tan comprometido estás con la calidad de tu servicio.
  3. Menor tiempo de envío.  Cuando los pedidos van de un estado a otro, e incluso de un país a otro, lo normal es que el cliente tarde en recibirlo. Una excelente decisión es optar por contratar los servicios de una paquetería express, donde el tiempo de entrega para el envío nacional es de tres a cinco días hábiles. Sí, es un servicio más costoso pero el cliente lo valora y se vuelve fiel a tu marca.
  4. Comunicación con tus clientes.  Si un comprador se pone en contacto contigo, por cualquier motivo, lo mejor que puedes hacer es responder con seriedad y resolver sus dudas e inquietudes.  Las redes sociales son herramientas muy útiles en estos casos porque mantienen abierto el canal de comunicación y genera confianza en el cliente.
  5. Actividades que incentiven las ventas.  Todo lo que facilite la compra es bien visto. Ofertas, promociones, cupones y hasta envíos gratis son estrategias que te ayudan a convertirte en un referente de las ventas online.
  6. Política de devoluciones.  Como todo, es imposible que satisfagas cien por ciento a tus clientes. En alguna ocasión tus compradores querrán devolver lo que adquirieron por distintas razones, como el color, tamaño, o cosas que salen de tu control, como que el producto llegó maltratado. Lo más sensato será devolver el dinero o hacer cambios; los criterios deberás establecerlos para que no pierdas ni al cliente ni tu inversión. Lo más seguro es que contrates un seguro contra daños, robo y extravíos.

Puedes darte cuenta que realmente es muy sencillo marcar la diferencia entre tu plataforma de ventas y las otras. Un truco que puede funcionarte muy bien es ser empático.   Ponte en los zapatos del cliente y dale el trato que te gustaría recibir.