marketing tradicional vs marketing digital

Del marketing tradicional al E-Marketing

Publicado en | por

En los tiempos de nuestros abuelos y padres, la publicidad era rudimentaria. Lo que quería venderse se anunciaba a través de pregoneros, megáfonos y de boca en boca. Pasados algunos años, con la invención de la televisión y el radio, el marketing se volvió más moderno, ya que el público podía ver lo que se vendía y escuchar los beneficios de adquirirlo. Después aparecieron los volantes y anuncios en periódicos que incluso manejaban ofertas o promociones atractivas para los consumidores. Como dicen por ahí, “no hay nada nuevo bajo el sol” y con ello me refiero a que todas estas técnicas no se han ido, ya que se han transformado y convertido en la base del marketing digital.

Las técnicas tradicionales como piedra angular del e-marketing

Me refiero a todas esas campañas publicitarias que son impresas, visibles y sonoras: volantes, radio, televisión y hasta las cartulinas pegadas en los postes. Todos estos medios van dirigidos a un público específico, especialmente a aquel que no está familiarizado con el uso del internet e incluso, con los dispositivos electrónicos. Las ventas son muy personales y el cliente puede tener una muestra tangible de lo que va a adquirir. El marketing tradicional valora mucho el tiempo del posible consumidor; por ejemplo, un ama de casa no tiene tiempo para sentarse frente a la televisión y mirar comerciales, pero es muy probable que lea el volante que se le ha dejado pegado en su puerta. Las desventajas aparecen en el momento en que es difícil medir el impacto de lo que vendemos, el espacio en medios de comunicación es sumamente costoso y los insumos como papel, tinta y aparatos de impresión elevan el costo de la estrategia publicitaria.

Ahora bien, el marketing digital no dista mucho de los medios conservadores porque algunos elementos se han adaptado para el comercio en sitios web y redes sociales. Todo lo que se ofrece a través de páginas en internet va dirigido a un tipo de público, el cual puede observar las características de lo que quiere adquirir y también recibe promociones por comprar en línea. El tiempo sigue siendo un factor primordial: entre más información precisa demos de lo que comerciamos, nuestros clientes pasarán menos horas buscando algo similar y se quedarán con nosotros, pues les damos lo que desean sin buscar tanto.

Razones para adoptar el e-marketing

“Renovarse o morir” no es una simple frase temeraria. ¿Cuántas compañías que fueron exitosas en el pasado están en riesgo de desaparecer por negarse a la modernidad? No hablo solamente de llegar a menos público, me refiero también a los costos de sus campañas publicitarias y los insumos que necesitan para realizarlas. En pleno 2017, todas las empresas que deseen sobrevivir han de adoptar el marketing digital y volverse aliadas de las redes sociales. Los beneficios de hacerlo se notarán en que la toma de decisiones se facilita debido a que la información se obtiene en tiempo real, los estudios de mercado son más específicos y objetivos, se puede tener comunicación directa con el cliente y los resultados son inmediatos.

Si lo anterior parece poco, la gran ventaja del e-marketing es que todas las empresas, sin importar su tamaño ni sus años de antigüedad, pueden acceder a él y vender no sólo su producto o servicio, sino su marca. La relación con el consumidor será directa y la atención al cliente será constante y personalizada, aumentando sus ingresos y mejorando la percepción que tenga de ella el usuario.