¿Qué es un diseño web responsive?

Diseño Web Responsivo, ¿Qué es y en qué me beneficia?

Antes de hablar de diseño web responsive, retomemos un poco lo hablado anteriormente.
En nuestro artículo anterior platicamos sobre qué es un dominio en internet, con esto dicho, surge la siguiente pregunta. ¿Una vez registrado, qué sigue? Tenemos en mente nuestro proyecto, una idea que surgió, y queremos llevar a cabo, sin embargo, al buscar en internet, nos encontramos con diferentes tipos de Sitio Web, ¿Cuál es tu mejor opción? ¿Cómo elegir lo que mejor me convenga? En ésta ocasión, te ayudaremos a resolver esa interrogante, la respuesta es muy sencilla, en la actualidad, el 85% de la audiencia se encuentra en los dispositivos móviles, y se cree que próximamente, será un 100%.

Es por eso que, si queremos que nuestro sitio web sea exitoso, debe ser compatible con dispositivos móviles, y para ello, debemos elegir un “diseño web responsivo” o mejor conocido como “responsive design”.

¿En qué consiste un diseño web responsivo?

Es un estilo de diseño que permite al explorador “responder” y organizar los elementos para mejorar su visibilidad en cualquier dispositivo (móvil, Tablet o computadoras). Hasta hace unos años, este tipo de sitios servían para llenar el currículum de los diseñadores web; sin embargo, hoy en día son una obligación para cualquier empresa que quiera una presencia permanente y efectiva en internet. Podríamos pensar en que esto es un trabajo innecesario, pero pensemos en la cantidad de veces en que hemos abierto una página y esta se despliega a medias o muy grande o simplemente no podemos abrir el sitio web en otro dispositivo más que en la computadora.

Ahora, ¿cómo se realizan este tipo de diseños y cómo se convierten en sitio web?
El diseñador, debe conocer a fondo la necesidad y el mensaje que quiere brindar tu proyecto, pensando en el tipo de uso que el usuario le dará, y la facilidad de acceso a la información que tendrá en cada una de sus secciones. Con ello, el diseñador brindará la mejor opción que vaya de acuerdo a tu marca y mensaje.

Con el diseño ya planteado en gráfico, se programan en HTML5 y CSS3, que se adaptan a todas las pantallas y reorganizan el contenido de la página. Para elaborarlas se utilizan frameworks como Responsive Grid System, Bootstrap, Foundation, Skeleton y Gumby.

¿Cuáles son los otros beneficios que obtengo al utilizar un diseño web responsivo?

  1. Reducción de costos: es una inversión menor porque tanto la versión para el ordenador como para el dispositivo móvil son la misma.
  2. Mayor exposición ante el público: el contenido llegará a un mayor número de personas al ser compatible con distintos dispositivos.
  3. Evolución al E- Commerce: el comercio en línea es una práctica que va en aumento; el cliente buscará información on line sobre lo que estamos ofertando.
  4. Mejora la usabilidad y experiencia de usuario: de la población que tiene acceso a internet, el 62% de los mexicanos se conectan a través de sus smartphones y un 35% a través de tablets.
  5. Viralidad: un sitio responsivo incrementa las posibilidades de ser visto en redes sociales y diferentes plataformas.
  6. Mejor posición en los buscadores: las visitas realizadas desde dispositivos móviles se suman a las cifras provenientes de dispositivos convencionales; esto contribuye a un mejor posicionamiento y evaluación en los buscadores.
  7. Experiencia de navegación: teléfonos inteligentes y tableta poseen HTML5 habilitado, con lo que pueden acceder a la información de manera amigable.
  8. Mejoras la segmentación: conoces a través de qué dispositivos visitan el sitio web.
  9. Ventaja competitiva: un simple cambio a un sitio responsivo se traduce en una tremenda ventaja frente a la competencia.
  10. El aumento de las ventas y los ingresos: las vistas al sitio web estás aumentan el número de clientes potenciales.
  11. Mejora el análisis estadístico de los sitios web: El tráfico de visitas aumentará sin duda alguna.
  12. No hay penalización por contenido duplicado: un sitio responsivo evita ser visto como spam.

Después de leer lo anterior, ¿qué esperas para comenzar a utilizar un sitio responsivo?